Chimichurri de Ajo

  • Chimichurri de Ajo

  • Chimichurri de Tomate

  • Chimichurri de Perejil

  • Chimichurri de Cilantro

  • Chimichurri Thermomix


  • "Chimichurri de ajo"

    Chimichurri de Ajo



    Con esta receta vamos a enseñaros a preparar paso a paso un chimichurri de ajo, una variante de la salsa original que resulta un poco más intensa que la misma, pero que es una opción muy buena para servir con tus asados de carne.

    Ingredientes:

    - Una cabeza de ajo
    - Un vaso de aceite de oliva virgen
    - Medio vaso de vinagre de vino
    - Una cucharada de pimentón dulce
    - Una cucharada de ají molido
    - Media cucharada de pimienta molida
    - Una cucharadita de orégano seco
    - Varias ramas de perejil fresco
    - Dos hojas de laurel
    - Sal


    


    Preparación:

    Vamos a comenzar la preparación de este chimichurri de ajo lavando bien el perejil fresco bajo el agua del grifo para quitarle la suciedad. Una vez tenemos limpio el perejil le quitamos los tallos más gruesos y picamos bien finito el resto, que lo echaremos en un bol amplio, en el que haremos el chimichurri de ajo.

    A continuación pelamos todos los dientes de ajo y los picamos en trozos que sean bien finos, lo que haremos fácilmente con un cuchillo bien afilado. Al acabar los mezclamos junto con el perejil picado. Si lo prefieres puedes machacar el perejil picado y los dientes de ajo en un mortero de los de toda la vida, para que la salsa quede con trozos más grandes de los mismos, es una buena opción.

    Cuando tengamos el ajo y el perejil triturado o picado y mezclado, les añadimos el ají molido, el orégano seco, el pimentón dulce y la pimienta negra molida. Añadimos también las hojas de laurel y lo vamos a mezclar todo lo mejor posible. Una vez que tenemos todos los ingredientes secos bien mezclados, vamos a acabar de formar el chimichurri echando los demás ingredientes.


    Vertemos el vinagre de vino y removemos bien para mezclarlo, y al acabar echamos finalmente el aceite de oliva virgen y volvemos a mezclarlo con los demás ingredientes. Agregamos sal al gusto y guardamos nuestro chimichurri en un recipiente hermético en la nevera al menos unas 12 horas, para que los sabores se mezclen bien y nos quede una salsa realmente sabrosa, que podemos emplear en todo tipo de platos de carne, ya sea la brasa, en la barbacoa o al horno.